FAE y el ITCL piden especialización del Parque Tecnológico - ITCL

Los empresarios urgen una especialización del Tecnológico

Fuente: Diario de Burgos, 27/02/2020
Tras la modificación del proyecto, que ha salido a concurso hace unos días, se licitará la urbanización, obras que se prolongarán durante 2 años y costarán 22 millones. FAE y el ITCL piden campañas para atraer empresas

La pavimentación de baldosas se quedó al 30% y el adoquinado de los aparcamientos al 45%. – Foto: Valdivielso
La Consejería de Economía y Hacienda, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICE) publicó la semana pasada la licitación del proyecto de redacción para adecuar las obras de la Fase I del Parque Tecnológico a la potencia de suministro de la futura dotación burgalesa, adaptar los emisarios de aguas y comprobar la incidencia de la infraestructura en el yacimiento arqueológico El Millar, todo ello por valor de 180.321 euros, IVA incluido. De esta forma se cumple con lo anunciado por el consejero Carlos Fernández Carriedo en una reciente entrevista en Diario de Burgos, una noticia que recibieron los empresarios burgaleses, su patronal y el Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL) con una mezcla de alegría y cautela, sentimientos entre los que se coló una demanda común. 

“Estamos totalmente dispuestos a colaborar con la administración para definir, cuanto antes mejor, qué tipo de empresas tecnológicas e innovadoras podrían instalarse”, indicó Emiliana Molero, secretaria general de FAE, que puso ejemplos de posibles subsectores a acoger en el Parque Tecnológico como las nuevas tecnologías, la bioquímica o la economía circular. En la misma línea se mostró el gerente del ITCL, José María Vela, que si bien recordó que el de Boecillo (Valladolid) es más bien “generalista”, el situado en León apostó por compañías relacionadas con la agroindustria, la farmacia o las TICS. “Las tecnologías de movilidad o de logística son posibles matices”, indicó.

Lo que ambos dirigentes confirmaron es que esperan que esta ocasión sea la definitiva y la dotación termine convirtiéndose en realidad, tras casi diez años en el dique seco por distintos problemas administrativos y con las adjudicatarias. “Queremos creernos que esta vez sea la buena, aunque nos cuesta un poco a la vista de los antecedentes”, recalcó Molero, mientras que Vela lamentó “no haber aprovechado la situación económica previa a 2008, ya que para cuando tengamos el Parque no sabremos dónde nos estaremos moviendo”, afirmó.

 

Una economía distinta

Calificó el gerente del ITCL la oferta de suelo de hace una década como “muy buena” y advirtió que en pleno 2020 “va a costar muchísimo más esfuerzo darle ocupación porque hoy en día hay otras propuestas económicas muy atractivas y cerca, como el caso de Villalonquéjar IV”, explicó, para lo que reclamó estrategias de captación de empresas y de inversiones ligadas a la tecnología “ingeniosas par poder competir con el resto de la provincia, de la comunidad y del país”. Además, no descartó la idea de poder trasladar la sede de su organización hasta este nuevo recinto si continúan evolucionando; en la actualidad son cerca de 70 trabajadores, y aunque “aún podemos seguir creciendo un poco más”, admitió que les seduce la opción “para estar más cerca de donde se desarrolla la tecnología, por lo que claro que lo plantearíamos”.

Una vez que se concrete el nuevo proyecto y se adecuen las instalaciones ya dispuestas sobre el terreno, llegará el turno de sacar a licitación las obras de urbanización de la Fase I, la más próxima al discurrir de la A-1. Si todo va según lo previsto podría hacerse público el concurso ya en 2021, por lo que los 24 meses que calculan desde la Consejería de Economía y Hacienda que tardarán los trabajos remiten, si nada cambia, a mínimo 2023 para tener el complejo terminado, previo gasto de 22 millones de euros. “Damos un voto de confianza, pero queremos conocer qué previsiones tiene la Junta y saber si se va a poder incluir en los Presupuestos”, aseguró Emiliana Molero.